Carolina Ruggero

Un blog de «El Correo de las Indias»

Un blog indiano

videoblog

libros

Reloj no marques las horas?

Relós

La pasada Semana Santa saqué esta foto con el teléfono. Quería escribir un post. Pero luego vi que estaba desenfocada y prioricé la foto, no lo escribí.

La pasada Semana Santa me encontraba en Barcelona visitando a una amiga y aprovechando para encontrarme con otra que estaba de vacaciones y me traía un sobre con fotos que le había pedido a mi mamá que me enviara. Son fotos que tomé en las grandes estaciones de trenes de Retiro y Constitución, por donde pasaba todos los días hasta hace no mucho tiempo.

En fin, una vez haber despedido a Marina, me encuentro en una plaza con Mariela y allí abro el sobre. Lo que saltó sin pedir permiso fue el reloj de la foto. Era el reloj de mi abuela Margot, de la Oma. Las rayaduras de su cristal estaban escondidas en un rincón de la memoria y cuando las vi aparecer me llenaron de alegría!

Me hizo tan feliz la sorpresa que quería contárselo a todo el mundo. Me lo puse en la muñeca y salí de bares con Mariela.

Luego regresé a Bilbao, vi la foto que había sacado y fui posponiendo el post.

Las preocupaciones profundas tomaban forma y todo entraba en un paréntesis. No sé si tienen la misma raíz, pero los paréntesis acostumbran ser parálisis.

Cuando uno va posponiendo posts, en realidad cuando yo lo hago, es que algo está pasando, algo del estilo de lo que se reprime, a veces de lo que se medita mucho, nunca de lo que brota eufóricamente a borbotones.

A minutos de que se terminara ese paréntesis, una llamada me heló y las horas que siguieron tuvieron al principio un sabor agridulce porque había mucho por festejar pero culminaron con el balde de agua fría que anunciaba la muerte de mi papá.

No voy a hablar de mi padre, no por el momento. Solo escribiré sobre lo mejor que me dejó: compartir el dolor de su muerte con mis hermanos. Efectivamente, los días que siguieron, ya en Buenos Aires, fueron de agradecimiento absoluto y de momentos únicos con mis hermanos, por supuesto con mi mamá, y también con la que fue su segunda mujer.

Es raro explicar esa tristeza de la ausencia presente, solo puedo decir que me llevé lo mejor de esos días. De la despedida en Bilbao (y de los amigos en el resto de la península) y de la recepción en Buenos Aires: el sentirse querida es algo inigualable y mi papá me quiso y mi tribu me quiere.

También esos días fueron como un paréntesis, al que siguió otro. Tampoco escribí.

Hace unas horas Nat salió del Quirófano y está bien. No más paréntesis. A disfrutar de lo que nos dejan todas las experiencias y a compartir, que es lo mejor que podemos hacer.

«Reloj no marques las horas?» recibió 10 desde que se publicó el Lunes 22 de Abril de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Carolina Ruggero.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Eres una maravilla Caro!
    No sabes la suerte que sentimos cada día los que te tenemos ahí, en el centro de nuestras vidas.

  2. kike dice:

    Miles de besos amiguita.
    sos grosa
    te quiero

  3. Ale dice:

    No tenes desperdicio Carola. Que cerca estas alla en Bilbao

  4. Juanjo Pina dice:

    A veces llego a echar de menos el diabólico “like”, cuando algo que leo me gusta o, como en este caso, me emociona… pero al ir a asomarme a la ventanita de comentarios me achico, sin nada que decir aparte de un “Gracias de nuevo”.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. ¿Y ahora? dice:

    […] fue un día intenso en una temporada de temporales. Pero con Nat en modo rey Enrique en San Crispín, «la jornada fue nuestra». Ahora, cargados de […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

Diseño y programación por el Grupo de Cooperativas de las Indias. Visita el blog de las Indias y suscríbete al videoblog.