Modelando

      3 comentarios en Modelando

A partir de mi último maxipost, se dieron diversas conversaciones interesantes. Algunas relativas a la relación entre la cuestión social con el mercado (las que dejaré para otra oportunidad porque merecen una reflexión aparte) y otras vinculadas a lo que se podría denominar la cuestión metodológica.

Esta discusión se dio principalmente en el blog de Manuel en dos posts distintos: uno relacionado con el Modelo Medellín y otro en el que muy amablemente recoge y profundiza lo expuesto aquí.

Respecto del caso Medellín, lo que debo decir más allá de las características del proyecto, es la excepcionalidad en cuanto a decisión política, capacidad de liderazgo, generación de consensos, multiplicidad de actores involucrados y posibilidades de financiamiento que tuvo la política. Creo que estos factores, sumados al contexto histórico de la ciudad, posibilitaron que una política tan ambiciosa y de tan gran alcance pudiera tener éxito.

Sin embargo, no creo que estos factores puedan estar presentes en la mayoría de los proyectos y políticas que se desean emprender y que más bien, la mayoría de casos exitosos que conocemos son de bajo impacto. ¿Por qué? Porque es mucho más fácil tener éxito en un proyecto dirigido a una población reducida o a una extensión geográfica limitada. ¿La razón? Que se puede pensar en algo específico para esa población.

De ahí es que pongo en duda la posibilidad de replicabilidad y/o escalabilidad de la mayoría de las intervenciones exitosas y que el esfuerzo tiene que estar en abrir la mirada.

En efecto, si ampliamos el campo, podremos ver cual es el modelo que está detrás del proyecto concreto, cuáles sus objetivos, parámetros y lógicas priorizadas. En este sentido creo, que lo replicable y escalable son los modelos de intervención y que hay que emplear dedicación a construirlos.

El proyecto específico será distinto cada una de las veces que se aplique y esa sorpresa estoy segura que puede deparar más aprendizajes y éxitos que los que obtenemos simplemente multiplicando o transplantando. Modelemos entonces macropropuestas que nos permitan el desafío de diseñar lo adecuado para cada particularidad.

3 pensamientos en “Modelando

  1. Lola

    Me dejaste pensando mucho, porque justamente estoy pensando bastante en estas cosas últimamente. Tenemos que charlar y emprender rumbos de horizontes comunes.

    Ahora, te adelanto: yo ya no me atrevo a pretender el “éxito” en mis proyectos. Me parece un lujo que mi pesimismo militante me impide pensar como asequible. El sostenimiento de la fe en los proyectos merece otro post. ¿O no tenés delivery?

    1. Caro Autor

      Nada me haría más feliz que un posible horizonte común!
      Y sí, efectivamente el temita de la confianza en lo que se emprende merece un post (y algo de psicoanálisis también)
      te quiero!!!

  2. Pingback: Modelando II - Carolina Ruggero

Los comentarios están cerrados.