Carolina Ruggero

Un blog de la Red de las Indias

Grupo de Cooperaativas de las Indias

videoblog

libros

Inventarlo todo

fred-stein-gerda-taro-y-robert-capa-en-paris-1935-e1283082096696Dicen que Endre Ernö Friedmann era un niño judío, mimado, húngaro, hijo de padres intelectuales, nacido en 1913, que en la Budapest deprimida de 1929 conoció a Eva Besnyö, una adolescente, un poco más joven que él, que deambulaba por las calles con el único objetivo de sacar fotografías con su Kodak Brownie.

Otros dicen que Endre era pobre, de aspecto poco sofisticado, pinta de gitano. Ambas historias pueden ser ciertas dado que a los 17 años se va con su cámara a Berlín, de donde se escapa con el ascenso del nazismo para regresar a Budapest, desde donde pronto partirá a París, obligado por el facismo triunfante en Hungría. trotskyMuy posiblemente su estilo por aquella época no fuera muy parisino.

Dicen también que su primer trabajo profesional fue fotografiar a Trotsky en 1932, por encargo de Dephot.

Por aquellos días conocería a Gerta Pohorylle, una judía alemana también refugiada en París, también fotógrafa. Se convirtieron en pareja y se cansaron de trabajos mal pagados por lo que un día decidieron convertirse en Robert Capa. Ese día nace un fotógrafo norteamericano muy famoso que ha venido a París a trabajar. No se reúne con nadie, vende sus fotos sólo a través de su asistente y, debido a su fama internacional, cobra el triple de lo habitual. Así es, hasta que un tiempo después naciera Gerda Taro, ambos fueron Robert Capa y Robert Capa fue un relato desde su nacimiento.

Este es uno de los motivos de las controversias respecto de la autoría de algunas de sus fotos, el otro es que de muchas de ellas se discuta su veracidad.

Pero Robert Capa fue un genio de la fotografía. En sus fotos menos conocidas se advierte capacidad técnica, en las más conocidas, eso a lo que se denomina «punto de vista» y capacidad para «capturar el momento» y, sobre todas las cosas, se advierte riesgo. Una de las mayores evidencias de ello son las fotos del desembarco en Normandía. Así es, en el famoso «Día D» Capa desembarcó con la primera línea de hombres hacia la playa de Omaha.

Aquel día caminó por el agua roja de sangre con sus cámaras por encima de la cabeza. Capa _NormandíaEl resultado fueron cuatro películas de 35 milímetros y media docena de 120. Lamentablemente, el material se estropeó a ser revelado en el cuarto oscuro de la revista Life. Apenas se salvaron once fotografías (fotogramas), de las cuales dos no merecían la pena.

Años antes, en 1939 cuando huyó de Francia para evitar ser capturado por los alemanes, Robert Capa había dejado en custodia una valija a un técnico de laboratorio y fotógrafo; cuando los nazis cercaban París, Weiss (que así se llamaba) la llevó hasta Burdeos y ahí se encontró con un chileno al que le pidió que la entregase en su consulado.

La Maleta MexicanaEsa valija estuvo desaparecida hasta 1995, cuando el cineasta mexicano Benjamín Tarver recibe una herencia insospechada de su tía: «La maleta mejicana», nombre con el que se conoce a esa valija que contenía:

165 carretes que incluyen 4.500 instantáneas invaluables, documentan de forma gráfica un testimonio histórico, una crónica bélica a pie de tierra con carros de combate, trincheras y calles, de un punto cardinal a otro de su geografía en la contienda.
Los propietarios de la maleta mejicana son tres pioneros, tres míticos reporteros de guerra: Gerda Taro, Robert Capa, David Seymour (Chim)

Son quizás las fotografías más reconocidas sobre la Guerra Civil Española y, al igual que lo que pasa con las del Desembarco en Normandía, configuraron la imagen que el mundo tiene sobre esa guerra.

Gerda Taro falleció en un accidente en julio de 1937, a los 27 años. Se encontraba en el estribo del coche del General Walter cuando cayó en medio del desbande ocasionado por un ataque aéreo franquista y un tanque le pasó por encima.

magnum-photosEn la posguerra Capa creó, junto a Henri Cartier-Bresson, Rodger, Vandivert y David Seymour, la agencia Magnum Photos. Fundaban así una nueva forma de vivir como profesionales independientes. Nace así la fotografía de autor: los dueños de los fotogramas serán los autores y no los medios gráficos.

Admitieron nuevos fotógrafos en la cooperativa con un proceso de elección. Los candidatos eran invitados como Miembro Nominee durante 2 años, y después sus muestras y fotografías eran revisadas antes de convertirse en Miembros Asociados de Magnum. Después de otros 2 años, un Miembro Asociado puede convertirse en un verdadero Miembro, con derecho a voto.

Capa cubrió la guerra civil española, la segunda guerra sino-japonesa, la segunda guerra mundial (en Londres, norte de África, Italia, la Batalla de Normandía en la playa de Omaha y la liberación de París), la guerra de independencia israelí de 1948 y murió a los 41 años, mientras cubría la guerra de Indochina.

Nunca tuvo un sueldo fijo ni una casa. Hizo miles de fotos buenísimas, fue bueno en lo que eligió hacer, retrató realidades profundas, como su vida. Demostró que es posible inventarlo todo: un nuevo nombre, una profesión o una empresa; siempre que se tenga claro cómo se quiere vivir.

«Inventarlo todo» recibió 9 desde que se publicó el martes 14 de enero de 2014 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Carolina Ruggero.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Juan Urrutia dice:

    Inventarse es lo crucial para que la vida sea interesante. El esfuerzo, tan alabado hoy, no sirve para nada si funciona siempre en la misma dirección. Lo creativo surge de la disidencia y del sospechar de todo hasta que te convences.

  2. Diego Lapiz dice:

    Ehhhh Genial Caro!!!
    Gracias por dedicarmelo! Siempre que viajo pienso en Capa y me dan ganas de seguir viajando y meterme en lios…

    Te mando un abrazo y un beso enorme desde Trinidad (rumbo a Santa Clara).

    Diego

  3. Muy bueno Caro, Capa es un Capo! uno de mis preferidos. Tengo un librito con su biografia y muchas fotos.

  4. maxmaronna dice:

    Excelente artículo

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] Inventarlo todo Sobre Robert Cappa que realidad era una marca creada por Gerta Pohorylle y Endre Ernö Friedmann. Nunca tuvo un sueldo fijo ni una casa. Hizo miles de fotos buenísimas, fue bueno en lo que eligió hacer, retrató realidades profundas, como su vida. Demostró que es posible inventarlo todo: un nuevo nombre, una profesión o una empresa; siempre que se tenga claro cómo se quiere vivir. […]

  2. […] la historia de Capa ya hace algunos años, de boca de mi amigo Diego Lápiz. Hace poco me acordé de ella dos veces con […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.