Carolina Ruggero

Diario asturiano

Gijón
El domingo fue mi primer día en Gijón. Por suerte mis compañeros de ruta estaban tan deseosos de relax como yo y nos dedicamos a la buena vida hasta que cayó el sol.

Por la noche, el equipo convocado por Natalia ya estaba completo e inmediata y colaborativamente comenzaron a organizarse las tres jornadas que seguirían. Brindamos con auténtica sidra asturiana y nos dedicamos a conocernos mejor.

A la mañana siguiente tocó madrugón para consabida (léase aburrida) presentación oficial de los encuentros y después empezó lo bueno: la presentación de Mi Voz por parte de los chilenísimos Jorge y Paula, que nos mostraron como una red de periodismo ciudadano se puede convertir en el segundo medio de prensa más leído y en un excelente modelo de negocio.

La tarde la dedicamos casi íntegra a David, quien a partir de la historia de las redes y de las promesas incumplidas de Internet agitó el debate y la tarde se animó hasta que oscureció.

Ayer nos tocó el turno a mí, a Topo, Gonzalo, Juanto, Carla y Fabs, por lo que la jornada fue intensísima y variopinta: una clase de historia hacker, proyectos de inclusión digital, emprendedorismo, proyectos multimediales y sobre todo, la importancia de no parar de generar cosas, de mirar, pensar y actuar.

Para hoy nos quedaba la brilante conclusión de Natalia, haciendo reflexionar respecto de la idea de comunidad. Aplausos, besos y nuevamente al gran salón a aburrido cierre oficial.

Todas las veces que coincidí en un proyecto común a partir del enlace de personas que me merecían confianza, el éxito fue indiscutido: siempre hice buenas relaciones, aprendí y me beneficié de la generación de conocimiento compartido y me reí, siempre me reí mucho.

Las redes que vamos construyendo a nuestro paso son nuestro mayor capital y las oportunidades de ampliarlas no solo son geniales sino que casi siempre nos disparan a lugares insospechados. Luego viene la tarea de cuidarlas y mimarlas: de compartir cosas con sus miembros.

«Diario asturiano» recibió 3 desde que se publicó el miércoles 7 de septiembre de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Carolina Ruggero.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Ale dice:

    Aplauso, medalla y beso!

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. Agotamiento dice:

    […] estamos en Bilbao-Iturribide. Nuestro seminario en Cabueñes fue todo un éxito, Nat leyó las conclusiones en el plenario final y nos quedamos con el buen sabor de boca del buen […]

  2. […] dos motivos de visita, sumado a las discusiones mantenidas en Gijón, no dejaron que mi cabeza descansara ni un instante desde hace una semana: reordenar nuestra tarea […]

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.