miniposts

El día que Dios inventó el Kiwi

En estos días en que nos las pasamos hablando de cómo podíamos vivir no ya sin internet, sino sin smartphones; si nos gustan o no las tablets, o como nos cambiaron las presentaciones usando prezi, debo decir que yo recuerdo la primera vez que vi un kiwi y la primera vez que escuché la palabra rúcula (efectivamente amigos palermitanos, la pizza antes era solo de muza, ni siquiera de mozzarela de Búfala -que no sabíamos qué era).
Pero esto no es una especie de noche de la nostalgia, es otra manera de decir lo mismo: como las tecnologías posibilitaron nuevos cultivos, como los consumos se diversificaron, como el mundo esta cada vez más a nuestro alcance.

Carolina Ruggero, socióloga y experta en políticas públicas