miniposts

Detrás de la columna está parado el conde Chikoff

Antoine_de_Tounens_vestido_de_Mapuche Orélie_Antoine_de_Tounens_cropped

Con esas palabras me amenazaba mi padre para que me portara bien en la mesa cuando salíamos a comer afuera. La reciente muerte de la hija del dudoso conde es una buena excusa para recordar a este peculiar personaje, quien además de dar clases de patinaje, inventó pasos de tango y terminó vendiendo sus servicios de experto en protocolo al mismísimo General Perón (para Eva).

También murió Philippe Boiry, príncipe de la Patagonia, quien en 1951 sucedió a Antoine de Tounens, un aventurero del Perigord, autoproclamado rey de la Araucania y la Patagonia en 1860.

No dejan de ser historias de inmigrantes. Historias que refieren a la búsqueda de lejanas costas para dotar de nuevo significado a sus vidas.

Carolina Ruggero, socióloga y experta en políticas públicas

7 Comments

  • David de Ugarte

    La epopeya de Antoine de Tounens me fascina desde hace años por varios motivos:

    * transmite el espíritu de la Francia de Napoleón III en la pequeña burguesía provinciana (un mix de aventura, meritocracia y afán de nuevas fronteras)… pero también un ideal nacionalista que precisamente por su coherencia (un pueblo, una nación) mostrará más que ningún otro movimiento las debilidades del nacionalismo estatal capitalino.

    * intenta vivir los mitos de moda en la literatura de la época (como que los indios esperan un rey salvador que venga de Occidente)…

    * …y una vez en Patagonia se sumerge en su papel hasta el extremo… porque Tounens se convierte verdaderamente en rey de los mapuches y eso si que es una historia de éxito migratorio 😀

  • Adrian

    No me vas a creer pero yo conoci al hijo del Conde Chicoff. Vivia en los 70 aqui en Valencia. Era un pelado casado con una francesa llamada Irina.

  • Agustina

    Yo viaje en el 106 con la hija… A mi me amenazaban con ella, con la «condesa». Todos mis modales se los debo a la familia Chikoff y su popularidad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *