Sos cuero o camiseta?

Tarta de puerros

Hace unos días se festejó lo que se conoce como el año nuevo judío: Rosh Hashaná. En casa la verdad es que nunca fuimos religiosos, pero así como para navidad nos reuníamos con familia y/o amigos, para Rosh Hashaná o Pesaj siempre había un gesto: aparecía un paquete de Matzá o mamá le llevaba unos arenques o alguna otra comida especial a la Oma

La cuestión es que, ya que en Bilbao no hay casas de comida en las que comprar knishes o alguna otra tontería para comprar en esos días, me puse a buscar recetas.

Lo más común en el festejo es comer manzana con miel y ya sabía que simboliza el deseo de que el año que inicia sea dulce y bueno, pero buscando recetas, para agregar a la mesa algo más que eso, me encontré con muchos más significados y me sorprendió especialmente un grupo de alimentos: la espinaca, el puerro y la remolacha. Podríamos llamar a estos, muy descaradamente, “la trilogía del enemigo”.

Es que entre los tres se encargan de simbolizar el alejar, dividir y expulsar a nuestros enemigos. Luego, se puede comer un dátil que, además de dulzura, expresa el deseo de estar por encima de ellos.

Creo que no estamos acostumbrados a hablar de enemigos, suena agresivo. Sin embargo, si no la careteamos, nadie tiene ganas de poner la otra mejilla a aquellas personas, situaciones o cosas que le hacen daño. Como no queremos poner la otra mejilla pero nos dicen que hablar de eliminar es agresivo, simplemente evitamos hablar de la existencia de enemigos.

El peor de los efectos de esta negación es la hipocresía y la falta de definición. “Sos cuero o camiseta?” decían en el barrio para que te definas por quién ibas a jugar…

No poner la otra mejilla significa aceptar que hay mala gente, envidiosos y estafadores. Significa estar preparado para hacerles frente, para no dejarse atropellar. Porque las cosas en esta vida cuestan (al menos a la mayoría de nosotros) y no queremos que nos las arrebaten. Entonces, cuando lo asumimos, nos queda tratar de alejarlos, dividirlos y acabar con ellos: la espinaca, el puerro y la remolacha. Para luego comernos un dátil, sacarnos el mal sabor de la boca y esforzarnos por estar siempre por encima de ellos.

Y con los nuestros, el festejo. Y con el festejo, el compartir. Así que aquí va la receta de una rica tarta (o pastel) de puerros:

1. Rehogar un manojo de puerros y un par de cebollas, todo cortado bien finito, en juliana. Salpimentar.
2. Dejar enfriar un poco y agregarle más o menos 200 gramos de queso crema o tipo filadelfia (puede ser light) y un par de huevos.
3. Agregar un poco más de sal y pimienta negra, probar, rectificar.
4. Extender sobre una tapa de tarta/masa de hojaldre (otro día les digo cómo hacer una casera), hacer algún repulgue con el borde sobrante y meter en el horno hasta que dore.

Shaná Tová Umetuká

Domingos al sol

Cropped version of Holiday Guides, BR poster, 1951. Uno de mis grandes placeres es leer los periódicos en la plaza o en la playa los días de sol.

El día que descubrí que Calibre podía convertir las rss en epub, fue uno de los más alegres de mi vida: Calibre permite programar la actualización de las fuentes escogidas y solo hay que conectarlo un rato antes de salir para que todo lo que quieras leer esté en tu libro electrónico.

En realidad debería haberlo dicho en tiempo pasado porque dejó de funcionar. Calibre dejó de poder enviar epubs a mi libro electrónico y no encuentro el por qué. No se si a alguno de ustedes le ha pasado y ha podido resolverlo….

Mientras tanto, convierto a epub los diarios o blogs que quiero leer en News to ebook .