en maxiposts

Anclao en París

No creo ser la única que llega a París con una huella enorme de memoria ajena sobre esa ciudad. Al final, es como que una va a comprobar que de verdad existe.

Los relatos sobre la bohemia, Cortázar, Gardel, Lepera y los cinco guitarristas…

Los relatos de exilios, las canciones, las películas. Jorge Amado y Mercedes Sosa pero también Carrie Bradshaw siendo rescatada por Mr. Big en la saga de Aleksandr Petrovsky.

Que una sola marca sirva para la bohemia, el refugio y la sofisticación es genial. Se puede ir a buscar la ropa de Carrie, a La Maga de Cortázar, la bohardilla del pintor o la tristeza de Gardel.

Yo fui a tocarla y, de paso, a comerla porque eso también es lo que se va a ver a París: sus quesos, sus fois y sus bistrós. Se ve que me gustó, porque perdí el avión y pude hacer mi propia versión anclada en París.