De razones y cantones

La razón de mi viaje el último fin de semana a Zurich fue ir a ver a gente muy querida a la que le debía una visita. Fui recibida, presentada, tratada, paseada, homenajeada, mimada… todo a las mil maravillas!

Mientras paseaba de cantón en cantón, apunté mentalmente volver a leer lo que Juan y David han estado escribiendo hace solo unos días.