Mientras voy


Hace bastante que no hago una entrada y las razones son principalmente 2:

  1. Una mudanza de servidor hizo que por unos días el blog quedara un poco desprolijo, sin algunas fotos. Sinceramente, hasta que David no me ayudó a solucionarlo, evadí pasar por aquí. Por suerte ya se encuentra lindo, fuerte y sano nuevamente y bajo el generoso cobijo del Correo de las Indias.
  2. Por diversas razones salí de Bilbao hace unos días y visité Barcelona, Madrid y Burgos. Saqué muchísimas fotos que me cuesta mucho editar. Pienso: hago una galería de cada sitio? fue este un viaje? muchos viajes?

Traduzco: a partir de ponerme a pensar como organizar las fotos, necesité comenzar a aclarar qué diferencias y similitudes encuentro en estas ciudades. Y en las demás ciudades? Y cómo me siento yo en cada una de ellas? Hay diferencias entre las ciudades? o es uno en relación con su entorno en cada momento?

Salvo en el caso de Burgos, las otras son ciudades que ya conocía. Pero solo había estado en ellas por primera vez, que es esa vez en la que uno es puramente turista, buscando originalidad en cada detalle, encontrando lo que creemos hizo fundamental que hayamos llegado hasta allí: una plaza, una calle, un monumento, una persona, un bar…

Esta vez es distinto, un ojo es de turista y otro busca reconocerme allí donde me encuentre. Ese ojo tiene una mirada más íntima, menos monumental y, para ese ojo, las ciudades son más o menos iguales.